“Las personas no son perfectas, pero los equipos pueden serlo”
Meredith Belbin

Como lograr un equipo exitoso

A través del tiempo hemos interactuado con equipos de trabajo con muchas habilidades individuales  pero no se logra la sinergia para alcanzar equipos eficientes y con resultados positivos.

El estudio experimental en la escuela de negocios de Henley fue la base para que años más tarde naciera la teoría de los Roles de equipo Belbin, nombre que se le dio gracias a su fundador el Dr. Meredith Belbin,  donde se indica que en un equipo de trabajo más allá de los conocimientos y experiencia se requiere estudiar el comportamiento de cada uno de los integrantes dentro del equipo. Al conocer éstos, se sabe el origen de los conflictos y ayuda a dar solución a ellos, dando espacio a un ambiente de trabajo armonioso y… que avanza.

Para lograr un equipo exitoso no es necesario contar con individuos equilibrados, sino de individuos que se equilibren mutuamente, y esto se logra contando con los 9 roles o comportamientos distintivos de los integrantes de un equipo, que aunque opuestos en alguno de ellos se complementan.

Equipo exitoso

Un equipo exitoso no se logra reclutando a los mejores, basándonos en los conocimientos y experiencia de cada integrante, no se logra reclutando a los mejores promedios, un equipo exitoso se basa en un equipo equilibrado, un equipo en donde sus integrantes sumen sus individualidades, esto se logra estudiando el comportamiento y las aportaciones que cada individuo brinda a su equipo. Esta fue la conclusión de un estudio que inicio en la escuela de negocios de Henley en Oxfordshire, Inglaterra a finales de los años sesenta por Meredith Belbin y que duraría 10 años. Los métodos de medición desarrollados mostraron claramente las razones del fracaso de los equipos, atribuyéndole generalmente a la mala composición del equipo o a la mala utilización de los recursos del equipo y no a los integrantes en si.
El primer rol que se encontró en los equipos exitosos es el Implementador, y son personas que básicamente trabajan para la empresa en lugar de perseguir sus propios intereses y lo hacían de forma práctica y realista. Son duros, confiados, organizados, disciplinados y tolerantes con los demás, y sistemáticamente sacan adelante las tareas que se tienen que hacer, a pesar de que no le sean intrínsecamente interesantes o gratificantes.
Para lograr un equipo exitoso, a parte de tener en sus filas al Implementador, debe existir la parte de creatividad, la generadora de ideas que nos ayuden a la solución de problemas o al emprendimiento de nuevos caminos, a este individuo, el del perfil potencialmente más creativo, lo denominó Belbin y su grupo, Cerebro. Los cerebros son personas creativas, poco ortodoxas, imaginativas y que resuelve problemas difíciles.
Es importante mencionar que no necesariamente el tener muchos Cerebros dentro de un equipo lo hará más exitoso, en los experimentos se demostró que generar muchas ideas ocasionaba un mar de información, perdiéndose las buenas ideas entre las malas y el resultado en el equipo era similar al de equipos sin este rol.

Equipo exitosoUn equipo equilibrado está formado por 9 roles de equipo, de acuerdo a la metodología de Meredith Belbin, y un equipo integrado de esta manera tiene más probabilidades de formar un equipo exitoso.
Ya habíamos hablado de los dos primeros roles que figuran en los equipos exitosos y fueron el IMPLEMENTADOR, organizado y eficiente, y del CEREBRO, que se encarga de la creatividad en el equipo. Posteriormente fue detectado un rol muy parecido al CEREBRO, y de hecho, en los primeros análisis pensaron que se trataba de éste, pero les desconcertaba los resultados que obtenían, porque al contrario del CEREBRO, que son personas introvertidas, los resultados indicaban que era el de una persona extrovertida, no tan inteligente como el CEREBRO, pero también aportaba ideas al equipo, y así se designó este rol como INVESTIGADOR DE RECURSOS, quien trae ideas al equipo procedentes del exterior.
Ahora bien, se sabe que el liderazgo en el equipo es fundamental para su éxito, pero, ¿Cómo se puede seleccionar a un buen líder?, ¿Cuál es el comportamiento característico de este rol?, no se trata de los típicos directivos que muestran al instante su supremacía, al contrario, se trata de personas tranquilas, seguras, maduras, con un grado alto de inteligencia emocional, que motivaban a los demás al trabajo en conjunto con los objetivos muy claros hacia donde ir, este rol reflejaba un comportamiento eficaz, y se decidió nombrarlo como COORDINADOR.
Otro rol, parecido al COORDINADOR, apareció en escena, en los exámenes de comportamiento indicaban que se trataba de personas extrovertidas, llenas de energía nerviosa y motivadas por la necesidad de logro, en muchos aspectos eran lo contrario a una persona de equipo, desafiaban, discutían, disentían, guiaban a los demás hacia la dirección que querían. Son personas impacientes y sienten frustración fácilmente. Son propensos a la agresividad provocando una reacción recíproca de los miembros del equipo, pero respondían con buen humor, sin tomarlo personal, para ellos lo importante es ganar. A este comportamiento se le dio el nombre de IMPULSOR.
La evaluación de las mejores ideas, recae en un rol que se le denominó MONITOR EVALUADOR. Podría pensarse que esta tarea debería recaer en el líder del equipo (COORDINADOR), pero como se había visto, el líder del equipo es probable que no tenga capacidades intelectuales superiores a la media, por lo tanto, este rol recae en personas con capacidades intelectuales altas combinado con un desapego desinteresado.
Al estar formado un equipo de diferentes personas con diferentes perfiles y comportamientos, es de esperarse algún tipo de conflicto entre ellos, por eso, el equipo de Belbin estuvo observando dentro de los ejercicios realizados, a individuos que fueran capaces de escuchar a otros y de tratar con personas difíciles, y poniendo los objetivos del grupo por encima del interés personal. Este rol fue identificado como COHESIONADOR, y se reveló como una persona confiada y sensible, con gran interés por las personas, especialmente por las interacciones humanas y la comunicación.
El octavo rol es el FINALIZADOR, una persona que se fije en los detalles, y esté al pendiente que el trabajo se entregue sin errores, son personas con un buen control de calidad. Pulen los trabajos en lugar de acabarlos rápidamente.
El último rol descubierto fue después de los experimentos en Henley y cuando inició el trabajo práctico, y fue el del ESPECIALISTA. Este rol aporta cualidades-conocimientos técnicos, habilidades poco habituales y que prefiere limitar su contribución a su área de actuación. Sólo le interesa una cosa a un tiempo, cumplidor del deber.
Listando los 9 roles de equipo descubiertos por Belbin, serían: IMPLEMENTADOR, CEREBRO, INVESTIGADOR DE RECURSOS, COORDINADOR, IMPULSOR, MONITOR EVALUADOR, COHESIONADOR, FINALIZADOR y el ESPECIALISTA.

Usted, ¿Con cuál rol de equipo se identifica más?

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •